back to top
Luxiona es en

Javier Abio
Madrid
Revista Neo2

Atemporal

La primera vez que vi la lámpara Inout fue hace ya bastantes Neo2. Nos llegó una nota de prensa de la marca de lámparas favorita de la revista: Metalarte. El material de prensa era increíble, escueto, directo y con buenas fotos que es lo importante. Algunas de las fotos, impresionantes, eran de Nienke Klunder una fotógrafa holandesa que más tarde alguien me dijo que era la novia de Jaime Hayon. Recuerdo una foto espectacular de una señora de la limpieza barriendo un almacén o algo así y una gran lámpara roja encendida a su lado. Otra imagen que tengo en la cabeza es la de Ramón Úbeda y otra persona mirando una gran lámpara blanca, en ese momento pensé que bajito es Ramón o ¿es que el otro tío es gigante?

No hay demasiados objetos que se puedan utilizar en exterior y en interior sin que su diseño pierda alguna de sus funciones. Una lámpara, a simple vista, no es un objeto del que puedas pensar que vaya a funcionar bien debajo de la lluvia y a la vez como lámpara de tu dormitorio. La Inout es un excepción. Hemos visto ya muchas películas para saber que es fácil electrocutarse al mezclar electricidad y agua.

El nombre de Inout también fue algo que me llamó la atención. Como fetichista de revistas es fácil darse cuenta que es un término muy de couché. Lo que está In y lo que está Out. Estos listados tan típicos de finales de los ochenta y principios de los noventa ahora ya sólo utilizados por las revistas un poco cutres. ¿Por qué? Porque nos hemos dado cuenta de lo ingenuo de estas listas ¿quién sabe lo que es In realmente o lo que está Out? Ahora es fácil y lógico pensar que lo que no esté de moda hoy lo puede estar mañana. Por eso, estos dos términos han quedado desfasados. Un solo término como Inout es perfecto, es atemporal es lo que todo objeto debería ser hoy en día.

La lámpara Inout es fácil de reconocer y esto es bueno para que parezca que sabes de diseño de mobiliario. Esta lámpara se llama Tal y la ha diseñado Pascual. Me gusta encontrarme con un diseño que reconozco en diferentes momentos, pero odio que me machaquen con un objeto… Esto me ha pasado con dos objetos últimamente: la lámpara Arco, que sale sin parar en todo tipo de estilismos y también con la silla Panton… ¡¡¡¡Aaagggghhh, otra vez no!!!!. ¿Por qué esta manía de la mayoría de los profesionales de rechazar algo que tiene mucho éxito? ¿deja de ser algo exclusivo? ¿llegará la Inout a morir de éxito? Me imagino que para el productor y el diseñador esto no sería ningún problema, es más, es el fin último de cualquier trabajo. En cambio hay un grupo de listillos (entre los que me incluyo) que enseguida se cansan cuando algo deja de ser exclusivo. ¿Se me curará con los años o irá la cosa a peor?

back to inout & friends