back to top
Luxiona es en

No tiene ningún genio escondido, pero es mágica, porque gusta a casi todo el mundo y porque ha hecho realidad algunos sueños, en particular el mío de poder parecer un diseñador. La dibujé con Otto Canalda y es el fruto de la experiencia con el polietileno rotomoldeado que adquirimos desarrollando los diseños de otros, que es lo que habitualmente hacemos. No somos diseñadores profesionales al uso. Proyectamos con independencia, a deshoras y sin la presión del encargo. Siempre por intuición. Inout es eso, un ejercicio de olfating y oportunidad. Uno de esos casos en que la idea e incluso el nombre nacen antes de la definición de la forma. Queríamos hacer una lámpara monomaterial, con los mínimos componentes (apenas media docena sin contar la bombilla) para reducir su coste y facilitar el reciclaje, que tuviera un aspecto monumental. Una altura imponente y prestaciones inéditas, para que pudiera lucir por igual en un espacio interior que exterior. Con elegancia y aunque se ponga a llover. Una luminaria que fuera diferente y sorprendente por sus cualidades pero no por tener formas extravagantes. Queríamos una lámpara para todos los públicos y por eso la dibujamos con una silueta que resulta familiar. Esa es una de las claves de su éxito. La otra es su envergadura. La mayor de la familia Inout alcanza los dos metros y quince centímetros, la misma estatura de Pau Gasol. Es una pieza de campeonato, la primera de una nueva tipología que nació con ella en 2003. Desde entonces se ha convertido en la lámpara más reconocible del diseño español. Una parte de ese éxito que es también internacional se tiene que atribuir al buen trabajo de Metalarte en la comercialización. El resto es una mezcla de experimentación, sentido del humor y buena suerte. Hay que tenerla para que un diseño tenga la acogida que ha recibido Inout. Y hay que agradecerlo. Una lámpara tan singular se merecía un homenaje como éste, en forma de libro que recoge su vida y el cariño de mucha gente. Un centenar de generosos friends han colaborado en su realización aportando dibujos, ilustraciones, fotografías, textos y piropos. El resultado, advierto, es un auténtico empacho de Inouts. / RAMÓN ÚBEDA

back to inout & friends book